DAKEINSINKERATOR

¿Es posible defender el planeta sin renunciar a las comodidades de la vida moderna?

Publicado el

Los hábitos diarios que permiten evitar el desperdicio y la contaminación de los recursos que la naturaleza pone a nuestra disposición, son totalmente necesarios para preservar el entorno y contribuir a la sostenibilidad. En este contexto, el diseño y la arquitectura apuestan cada vez más por la combinación de tecnología y sostenibilidad, creando espacios cómodos donde las personas puedan sentirse a gusto. Pero, ¿cómo puede contribuir el entorno de la cocina en ello?

Antes de todo, evitar los desperdicios alimenticios pasa primeramente por una “compra responsable y selectiva” que evite el consumo innecesario de comida. Una vez realizado este primer paso, podemos empezar a hablar acerca de elementos, como los trituradores de desperdicios de alimentos. Por ejemplo, el Evolution 250 de Insinkerator, permite tratar los desperdicios de alimentos de manera instantánea, higiénica y sostenible. Además, se coloca cómodamente debajo del fregadero y permite triturar cualquier tipo de residuo orgánico que depositemos en la cubeta. Este proceso convierte los residuos en partículas muy finas que pueden eliminarse con agua sin necesidad de utilizar procesos químicos, únicamente con movimientos mecánicos extremadamente seguros y silenciosos.

El control de residuos y la reducción de metano

Las sobras de alimentos que terminan en vertederos producen metano, un gas 21 veces más dañino que el dióxido de carbono, por lo que si reducimos las sobras de comida también reducimos la contaminación. Hasta la fecha, el uso del triturador ha permitido eliminar el equivalente en peso de 1000 transatlánticos de los vertederos mundiales. En los Estados Unidos, por ejemplo, el 50% de las familias posee uno, en Nueva Zelanda el 34% y en Australia el 20%. Además, algunas ciudades de EE.UU; como Chicago, Filadelfia, Tacoma, Milwaukee o Boston, han realizado pruebas para verificar su efectividad y los datos han sido claros. Con el triturador, la cantidad de residuos de alimentos se reduce en un 30%.

El triturador de desperdicios es un claro ejemplo de cómo podemos contribuir en la defensa del medioambiente sin renunciar a la comodidad, e incluso, mediante elementos que nos facilitan aún más nuestro día a día. Reducir la contaminación y cambiar la situación actual del Planeta está en las manos de cada uno de nosotros.

¡No dejes de aportar tu granito de arena!