En 1915, un joven mecánico danés fundó la empresa que se convertiría en mundialmente conocida por ser «fuerte como un oso». La atención se centró entonces en los mezcladores para usuarios profesionales que sigue aún en la actualidad. Mezcladores que incorporan la fuerza y la experiencia que resultan de esta especialización. El oso sigue
utilizándose como símbolo de la artesanía danesa: calidad, diseño, funcionalidad e innovación.

Varimixer fabrica equipos sólidos, diseñados para durar años y construidos sobre una tradición artesana y una idea única: las herramientas giran alrededor de su propio eje, al mismo tiempo que se mueven en un movimiento circular en el cuenco, como planetas alrededor del sol. Esto significa que se trabaja toda la mezcla alcanzando todos los puntos a lo largo de los lados del bol.