BLANCODAKEExperience

BLANCO cerámica, la maravillosa combinación entre naturaleza y diseño

La cerámica de BLANCO ofrece numerosas ventajas a la hora de trabajar en la cocina. El certificado de calidad LGA, que evalúa los altos estándares que la empresa aplica al material y a su diseño, avalan el cariño por el detalle y la precisión que la firma destina a todos sus productos fabricados con cerámica.

En este artículo mostramos cuáles son las principales ventajas de disponer de un fregadero de cerámica:

– Increíblemente fácil de limpiar: su superficie lisa tiene como resultados una limpieza rápida y eficaz.
– Acabado PuraPlus: este acabado patentado por BLANCO, hace que la superficie sea aún más fácil de limpiar y previene que la suciedad se adhiera a la superficie.
– Neutral en sabor y olor: el instituto ISEGA ha confirmado en diferentes pruebas, que esta cerámica se muestra totalmente neutral, resultando ser apta para preparar alimentos sobre ella.
– A prueba de arañazos y cortes: gracias a la superficie fuerte y dura, cortar sobre el fregadero nunca deja marcas, a excepción de cuando se usan cuchillos de cerámica.
– Los colores nunca cambian: incluso si les da el sol directamente, los colores de los fregaderos en cerámica nunca cambian de color y conservan su belleza original durante muchos años.
– Resistentes al calor y al frío: la cerámica de BLANCO resiste a las altas temperaturas, por lo que se pueden colocar ollas y sartenes calientes de hasta 280 grados.
– Resistente a los golpes e impactos: se trata de un material muy fuerte y denso, capaz de aguantar los golpes producidos por utensilios de cocina.
– Resistente al ácido: ya sea vinagre, jugo de limón, remolacha, lejía u otras sustancias del uso doméstico estándar, la cerámica de BLANCO muestra una gran capacidad de resistencia.

En cerámica podrás encontrar diferentes modelos de la colección BLANCO, tales como el modelo PANDOR 60, ETAGON 6 y 500-U, así como el modelo SUBLINE 500-U o 350/150-U.