DAKEExperienceINSINKERATOR

Semana Europea de la Prevención de Resiudos: la defensa del planeta comienza en la cocina

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), cada año se desperdician aproximadamente un tercio de los alimentos para el consumo humano (1.300 millones de toneladas). Con motivo de la undécima edición de la Semana Europea para la Prevención de Residuos (SERR), la multinacional estadounidense InSinkErator se une a la campaña, presentando una serie de consejos para simplificar la vida en el hogar, permitiendo un estilo de vida más sostenible (www.insinkerator.es).

 

En primer lugar, debemos trabajar en la prevención. Por ejemplo, planeando las comidas que haremos durante la semana y evitando comprar alimentos de más. Con esta pequeña planificación, podemos evitar una gran cantidad de alimentos desperdiciados.

 

Una vez que somos conscientes de la previsión de comidas que llevaremos a cabo, debemos conocer cómo actúan los alimentos cuando los almacenamos en la cocina. Por ejemplo, el plátano, el aguacate y el melocotón liberan gas de etileno que actúa como una hormona de maduración para los alimentos circundantes. Por eso es recomendable mantenerlos separados. Almacenar las patatas junto con las manzanas asegura que las primeras permanezcan más tiempo, contrarrestando la formación de brotes. Otro dato interesante para el mantenimiento de la fruta, es que no debemos lavarla antes de ponerla en el refrigerador.

 

También hay que tener en cuenta que la eliminación de las sobras tiene un coste muy elevado para el medio ambiente. De hecho, el desperdicio de alimentos que termina en vertederos produce metano, un gas 21 veces más dañino que el dióxido de carbono. Pero, ¿cuáles son las posibles soluciones? No existe un único remedio, sino una combinación de factores y de nuevas tecnologías, que sin duda incluye los diversos productos sugeridos por InSinkErator.

 

De un lado, cómodamente instalado bajo el fregadero, el triturador de desperdicios de alimentos de InSinkErator, disponible en diferentes modelos y tamaños, gestiona y elimina los residuos orgánicos a través del desagüe del fregadero. Una herramienta inteligente que la marca estadounidense inventó hace exactamente 80 años y que ha permitido, hasta la fecha, eliminar de los vertederos el equivalente en peso a 1000 transatlánticos. En todo el planeta, el uso de esta herramienta pequeña pero ingeniosa, que en España esta distribuida por Dake (www.dake.es), se está extendiendo de manera exponencial. En los Estados Unidos, por ejemplo, el 50% de las familias posee uno, en Nueva Zelanda el 34% y en Australia el 20%.

 

En los EE. UU., por ejemplo, donde el 80% de las viviendas nuevas tienen un sumidero, se han realizado pruebas para verificar su efectividad y los datos son claros. Con el triturador, la cantidad de residuos de alimentos se reduce en un 30%.

 

Mientras pensamos en cómo evitar el desperdicio, es necesario buscar soluciones a la proliferación dramática de residuos, especialmente plásticos, que infestan los vertederos y que inevitablemente se convierten en gases tóxicos o peligrosos “adornos” de nuestros mares.

 

Referente a las restricciones de uso, la Unión Europea (UE) ha comunicado recientemente que a partir de 2021 los artículos de plástico de un sólo uso estarán prohibidos en los países que la componen. Sin embargo, relativo a la gestión de residuos, deberían de tomarse medidas a nivel industrial y también doméstico ya que según datos de Eurostat, España solo recicla el 29,7% de los residuos generados, un porcentaje muy bajo con respecto a otros países como Alemania (65%).

Una persona sola no hace la diferencia, pero muchas personas en conjunto sí. Mientras que  la campaña para abolir permanentemente las bolsas de plástico y las pajitas del comercio ha comenzado, las botellas siguen siendo un hábito difícil de eliminar. En su Showroom Collection, InSinkErator, va en esta dirección al proponer un grifo que puede hacer que la botella quede obsoleta. Con sus 4 funciones, el 4N1 Touch da un paso decisivo hacia una cocina 100% ecológica. Además del agua caliente y fría normal, ofrece agua filtrada y agua a una temperatura cercana al punto de ebullición (88 ° – 98 °) al instante. Por lo tanto, no hay más excusas para comprar botellas de plástico, además de evitar el desperdicio innecesario de un producto tan valioso como el agua. Menos desperdicio y menos plástico, esta es la clave para salvar el medio ambiente desde nuestro hogar.